9 de Setiembre de 2017

Nuestro apartamento durante estos 3 días que pasaremos en Gran Canaria está situado en una de las zonas más icónicas de la ciudad: La Playa de las Canteras. Una playa que se estira durante varios quilómetros con un espigón en frente que hace que por mucha marejada que entre, siempre, aquí, uno se pueda bañar.

A esta le sigue un paseo llenos de restaurantes a petar, de todo tipo, y claro, la gente, como es normal, tampoco falla nunca.

A decir verdad no es mucho nuestro estilo, ni la playa, ni el paseo, así que lo utilizamos solo para ir a buscar el desayuno en alguno de sus bares y poco más. Si de por sí ya nos gustan poco las playas dentro de las ciudades, si además les quitas el alma para ofrecer un producto turístico ya sí que definitivamente no es lo nuestro pero lo que sí que teníamos ganas de ver de la capital eran dos de sus barrios más ilustres: La Vegueta y Triana.

Así que con la intención de pateárnoslos y cenar en alguno de sus muchos restaurantes, nada de descanso ni ostias, nada más llegar de visitar el norte de la isla, ducha rápida para quitarse la sal del cuerpo y en marcha de nuevo que es tarde y tenemos mucho por hacer.

Llegar a pata desde aquí es poco más que una locura así que lo suyo es pillar el coche y dejarlo en el parking que encontrareis justo en frente del mercado de La Vegueta, de pago, pero ni intentéis aparcar por allí, os va a ser imposible, ya os lo digo.

Aquí en La Vegueta es donde se fundó la ciudad, concretamente el 24 de Junio de 1478, cuando las tropas castellanas desembarcaron en la isla y levantaron un campamento junto al Barranco de Guiniguada. Para que los barcos que tenían que ir llegando se orientaran, dejaron tres enormes palmeras para marcar el lugar y de allí que le dieran el nombre de Real de las tres palmas de Gran Canaria, aunque lo de las tres lo ha ido perdiendo por el camino hasta llegar al nombre con la que se le conoce hoy en día: Las Palmas de Gran Canaria.

Nosotros, después de esta lección de historia que nos acabamos de marcar,  empezamos a recorrer sus adoquinadas calles en dirección a su edificio más representativo seguramente, la Catedral de Santa Ana, en la parte alta del barrio y de la Plaza del mismo nombre que tiene justo en frente, donde encontramos el Ayuntamiento y otros edificios de interés. Pensar que es un barrio típico canario, con casas de estilo colonial, balcones de madera y calles adoquinadas hoy de uso solo peatonal.

Justo en frente de la catedral, en la misma Plaza, encontramos las figuras de bronce, a tamaño real, de ocho perros descansando. Ni puta idea la verdad de que hacen allí, no os voy a engañar, pero la verdad que son curiosos y alguno foto buena sale de allí.

Desde aquí, los edificios históricos se suceden uno a uno, con el Palacio Episcopal o la Casa de Colón, con una de las fachadas más curradas que hemos visto desde hace tiempo, la verdad.

Lo mejor una vez aquí ya es dejarse llevar por tus pasos, dejar un poco de lado el mapa, total, a esas horas cualquier edificio de interés ya estaba cerrado así que tampoco podríamos entrar, y empezar a patear esa bonita parte de la ciudad, y sobre todo, ir parándose en sus muchas tabernas y baretos que poblan sus calles, pues en cada portal prácticamente encontramos un sitio donde sentarnos a tomarnos un vinito y charlar.

Eso sí, por lo que nos cuentan, lo mejor sin duda es venir un Jueves, día en que la gente ya ha tomado como costumbre salir a copear por aquí y por lo visto se lían unos buenos cristos con gente yendo y viniendo con ganas de pasar un buen rato entre risas y copas. Para eso apuntar: Calle Mendizabal es la culpable de todo esto. La densidad de bares por metro cuadrado le debe ir por detrás por poco a la mismísima calle Laurel de Logroño, y eso son palabras mayores, verdad?

Pero hoy no era viernes pero vamos, que tampoco es que nos haga falta mucha gente a nosotros, eh. Con dos nos basta. Y llegó el momento más difícil de todos: Donde cenar.

El Triciclo

Y es que como os comentaba, tabernas y bares hay muchos, pero restaurantes, también. Y como que estamos pocos días y nos gusta ir sobre seguro recurrimos a los chivatazos de nuestra amiga Belén, que nos recomendó, entre tantas otras cosas, algunos de los mejores garitos para comer por aquí y al final, después de mucho debatir, el elegido fue El Triciclo, en la calle La Pelota. Si tenéis más tiempo y queréis probar también nos recomendó otros como La Barbería, Los 5 Sentidos o el Bocanegra Wine and food.

Pero nuestro destino era, como he dicho, el Triciclo, un pequeño pero agradable local esquinero con una carta de tapas que, la verdad, pintaban muy pero que muy bien. Tapas de toda la vida, pero con su toque de autor de la mano de su Chef, Kike, de la escuela Hoffman, precisamente de Barcelona.

Y los que nos conocéis sabéis que si se trata de comer bien, nosotros somos los primeros.

No podían faltar las papar arrugás, aunque estás hechas al Carbón, negras como el tizón, una burrata con flores y una salsa de frutos secos, bombas de la Barceloneta (esta fue para putear, a ver que sacaban, y la verdad que estuvieron a la altura, lo he de reconocer) croquetas de langostino y unos buñuelos de bacalao que no habíamos pedido pero que los sacaron y claro, no íbamos a decir que no, obvio.

Al final el resultado fue una cena para recordar y es que disparar a tiro fijo es lo que tiene y es que sabes que comerás bien, y no muy caro, unos 60 eurillos o porai, que para lo que habíamos comido no está nada mal.

Eso sí, después, de pasear por Triana, ni el pedo. Estábamos muertecitos y con la barriga llena solo pensábamos en tirarnos en la cama y sobar así que vuelta para nuestro nido y mañana será otro día. Siempre lo digo, hay que dejar sitios pendientes para volver, sino toda esta historia no tendría gracia, no creéis?

Pues lo dicho, mañana más y mejor, y ya sabéis, nosotros…

Seguimos!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .