Esos algo más de tres meses que separan las vacaciones de Semana Santa y las de verano se convierten, año tras año, en una larga travesía por el desierto que parece no tener fin. Reconozco que me convierto en un autentico gilipollas, con los nervios a flor de piel y descontando los días que faltan hasta el siguiente gran viaje: 97 días, 67 días, 54 días…

Todo muy duro, durísimo, ya veis y para soportarlo solo conozco una salida: escaparnos, cada vez que podamos, bien lejos de aquí.

Y con esas estábamos, recién llegados de un pedazo de viaje por Jordania que nos había cautivado por completo y con un soñado Safari por Kenia a la vista para el mes de agosto así que nos teníamos que poner manos a la obra porque sino la espera se iba a hacer eterna, supongo que lo entenderéis.

Por suerte mi TOC sigue en pleno apogeo y siempre tengo a mano varias opciones con lo que teníamos que decidir principalmente que carpeta coger y al lío.

A ello ayudó, y mucho, que en Barcelona no parara de llover y que el frío se encabezonara en no irse de aquí con lo que el destino tenía que ser uno dónde pudiéramos disfrutar de, aunque sea, algo de sol, calorcito y, a poder ser, playa.

Esta vez volaremos a?

El handicat? Pues que teníamos pocos días, en concreto solo 3 así que la lista de sitios se reducía bastante: en otras circunstancias las Islas Canarias hubieran cumplido con tal labor sin pensarlo pero ya las habíamos catado, nos habían enamorado y tres días en cualquiera de ellas, visitadas o por visitar, nos parecían pocos así que en una de estas giramos la cabeza hacia otro archipiélago que ni Adri ni yo habíamos pisado y que, por que no, podría ser un buen punto de partida para conocer: Malta.

El tema es que con Malta había escuchado de todo, desde que era un lugar más que interesante para pasarte un buen puñado de días hasta que no valía la pena ni poner un pie en la isla así que igual esta era una buena ocasión para descubrirlo: 3 días son tiempo suficiente para hacerse una idea de cualquier lugar. Que nos mola, genial, ya lo visitaremos otro día con más calma . Que es un truñaco de los buenos? Pues mira, 3 días al final pasan volando.

Así que con estas lo primero que hicimos, antes siquiera de mirar que ver y hacer en Malta, nos liamos con los billetes a ver si encontrábamos algo interesante y -Premio!

Y es que yendo solo 3 días si que es importante poder aprovechar al máximo y para ello Malta, desde Barcelona, es ideal: Vueling tiene un vuelo a primerísima hora de la mañana que te deja (si sale a tiempo, claro, que eso con Vueling es algo poco habitual) en el aeropuerto internacional de Malta -Luqa a las 8:00 y con todo el día por delante mientras que Ryanair sale de Malta a las 22:00, ya de noche, con lo que podemos aprovechar los 3 días enteros así que poco más hay que hablar.

Además, 75€ ida y vuelta por persona, un precio más que razonable ya que últimamente los precios hacia la isla, por algún motiva, se acostumbran a disparar.

Que ver y hacer en Malta

Así que ya tenemos billetes o lo que es lo mismo, ya tenemos destino. Incluso me voy a permitir sonreír ya, la cosa avanza, así que ahora ya vendría siendo hora de mirar que vamos a hacer esos tres días en la isla o mejor dicho, en las Islas, porque el Archipiélago de Malta lo forman principalmente tres islas: Malta, la más grande y que da nombre al país, Gozo, separada de esta último por un canal de pocos kilómetros de ancho y Comino, la más pequeña y sin habitar, situada entre las dos islas principales.

Recordemos que este era un viaje de exploración, de ver si realmente vale la pena dedicarle más días o qué, así que lo fácil, para ello, es dedicarle un día a cada una de ellas, más a huevo imposible, y de esta manera poder echar un vistazo por encima y es que rápidamente nos damos cuenta de que estas islas son lo que se dirían pequeñas pero matonas porque a la que empezamos a abrir guías y a leer blogs nos damos cuenta de que en muy pocos kilómetros cuadrados, hay mucho por hacer.

· Malta

La isla que da nombre al país también es dónde se quedan la mayoría de visitantes que pisan malta y, con ello, la que más infraestructura tiene. A pesar de eso, las opciones son muchas y para todos los gustos: desde revivir la importancia de Malta a lo largo de la Historia en Mdina o Rabat hasta ir un poco más allá y aprender más de como vivían los primeros habitantes de la isla en los templos megalíticos de Hagar Quim y Mnajdra o descubrir el misterioso Hipogeo de Hal Saflieni, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y en dónde hay que reservar con varios meses de antelación para poder visitar.

Mención a parte se merece su capital, La Valeta, una de las capitales más pequeñas del mundo pero todo una obra de arte en si misma y en dónde se encuentran algunos de los edificios más emblemáticos del país como la Concatedral de San Juan.

Para los que busquen Sol y Playa tengo una noticia: no esperéis en Malta las típicas playas de arena interminables dónde tostarse al sol. Nada de eso. Aquí la costa es abrupta y salvaje y proliferan las piscinas naturales como St. Peter’s Pool o Ghar Lapsi.

Para escenas más cotidianas de playas abarrotadas la mejor zona es la de la Península de Marfa, que es también uno de los principales núcleos turísticos de la isla.

· Gozo

La isla de Gozo es una de las que más ganas teníamos de visitar un poco por el salvajismo que desprende: abruptas costas que caen al mar en picado solo interrumpidas por calitas escondidas y lejos de cualquier turismo de masas. O eso es lo que nosotros pensábamos, al menos.

Un norte para disfrutar de Ramla Bay (arena, chicos, arena!), las salinas de Marsalforn, o la espectacular lengua de mar de Wied il-Gharsi son uno de sus principales reclamos aunque igual no tan conocidos como la costa de Dwejra, dónde hasta hace poco se encontraba una de las postales más fotografiadas del pais: la Blue Window, un arco de roca que se adentraba en el mar entre acantilados y que en 2016 colapsó para pasar a formar parte de la historia de la isla.

Con todo, también la historia tiene un hueco en ella con preciosa Victoria, testigo de uno de los capítulos más dramáticos de la isla cuando todos sus habitantes fueron tomados por esclavos por los turcos o los Templos de Ggantija, también declarados Patrimonio de la Humanidad.

· Comino

La joya de la corona, sin carreteras, sin habitantes. Un islote a medio camino entre Malta y Gozo que atrae las miradas de todo el mundo que visita Malta por su archiconocida Blue Lagoon una bahía donde se encuentran las aguas más azules que uno se puede imaginar.

El problema? El de siempre, el turismo de masas ha hecho de las suyas convirtiéndola en una atracción dónde cada día se aglutinan miles de personas quitándole, a nuestro parecer, gran parte de su encanto.

Y como siempre, una vez las cartas sobre la mesa, una vez en nuestra imaginación todo lo que Malta nos ofrece toca ordenar, elegir y decidir, es decir, una de las cosas que más nos gustan de la preparación de un viaje.

Una y mil veces la ruta se hace y se deshace, se monta, se desmonta, hasta crear algo así como el itinerario oficial, o lo que es lo mismo, ese itinerario que una vez pises la isla cogerás y lo cambiarás tantas veces como sea necesario.

En nuestro caso, lo único que teníamos claro es que nada más aterrizar pondríamos rumbo a Gozo para conocer la isla y hacer noche en ella para, al día siguiente, conocer Comino pero de una forma distinta a la habitual y es que ya sabéis que las aglomeraciones no son lo nuestro con lo que alquilaremos una lancha para poder disfrutar de ella desde el mar y terminar, el último día, descubriendo los secretos de Malta y en especial de su capital, La Valeta.

Cómo moverse por Malta

Y con esta primera lista hecha de las cosas que queremos ver en cada una de las 3 islas, toca buscar la manera de llegar a ellas y eso, al menos a nosotros, siempre que podemos significa lo mismo: alquilar un coche.

Se que lo repetimos una y mil veces pero la libertad que nos da el poder movernos a nuestro antojo, a la hora que sea, no la cambiamos por nada.

El mecanismo, pues el mismo que utilizamos siempre: primero de todo miramos precios con Rentalcars o algún buscador por el estilo y una vez nos marca los precios más baratos, nos vamos a la página de la compañía en cuestión y miramos a ver que tal. De esta manera acostumbran a bajar algo las tarifas y sino también se puede mirar de hacer la reserva por teléfono que aún baja un poco más.

Con esto, al final nos salió el alquiler de un coche pequeñito por 50 euros los 3 días así que ni tan mal.

Eso si, tener una cosa en cuenta: como buen exprotectorado británico, se conduce por la izquierda y el volante está en la derecha así que si no se os da muy bien eso de conducir igual es algo para plantearse.

En estos casos, yo siempre recomiendo dos: seguro a todo riesgo, más vale prevenir que, en este caso, pagar, y que, aunque cueste un poco más caro, alquiléis un coche automático. Parece una tontería pero si a vuestro automatizado cerebro le quitáis el tener que estar pendiente de cambiar de marchas con la izquierda es una tarea menos que le daréis y os podréis centrar en no meteros en todas las rotondas en dirección contraria. Y hasta aquí mi consejo gratix del día.

Dónde dormir en Malta

Así que genial, ya tenemos destino, una lista enorme de cosas que ver y hacer en él y un coche para que nos lleve de un lugar a otro. Que nos queda?

Correcto, dónde vamos a dormir?

Después de armar un poco la ruta, lo que teníamos claro era que la primera noche la dormiríamos en Gozo mientras que la segunda y última ya sería en Malta y, más concretamente en su capital, La Valeta, así que tocaba darle caña a las dos aplicaciones que más utilizamos Booking y Airbnb.

Con este tema en concreto, tengo que decir que últimamente somos muy cuidadosos a la hora de elegir apartamentos con Airbnb y hemos tomado la determinación de que, principalmente en ciudades, no vamos a alquilar ningún apartamento con esta plataforma o similar a no ser que el propietario resida en él.

El motivo, pues que como con todo, los buitres especuladores han acabado por mercantilizar de tal manera esta (y otras) plataformas para hacer de ella un lucrativo negocio que no hace más que expulsar de los barrios a sus habitantes de toda la vida al aumentar desorbitadamente los precios de los alquileres y hacer la vida en ellos imposible.

Esto es un problema real en Barcelona, nuestra ciudad, pero no exclusivo así que no queremos contribuir a ello.

Con esto, pocos apartamentos cumplían con este requisito, sobre todo en La Valeta, así que nos decantamos por buscar un hotel que principalmente estuviera bien situado y si ya tenía un buen desayuno ya entonces si que mejor que mejor y, la verdad, de haber, hay muchos.

En Gozo finalmente nos decantamos por Townhouse Gharb Boutique, con muy buenas criticas, justo en la altura de Gozo que queríamos y con unas fotacas del desayuno que nos hicieron no pensar muchos más y a 70€ la noche mientras que en La Valeta, después de mirar y mirar, nos terminamos decidiendo por el Tano’s Boutique GuestHouse principalmente por su ubicación y también he de reconocer que por su precio, y es que si en Gozo los precios, dentro de lo que cabe, eran ajustados, en Malta se disparan y es difícil encontrar algo que baje de los 120/150€ bien situado. 108€ nos costó a nosotros y os aseguro que es de lo más barato que encontré.

Y ahora ya si que lo teníamos todo. Yo ya parecía hasta buen tío y todo y es que el humor, solo de saber que había escapada a la vista ya me había cambiado, incluso daba los buenos días al entrar a currar! Ahora solo faltaba esperar que llegara el día y ver que tenía que contarnos Malta, Gozo y Comino pero eso, como ya sabréis, es otra historia que pronto os voy a contar…

Seguimos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .