Costa Rica y Panamá, las Galápagos, igual Nueva Zelanda combinándola con las Islas Cook y así no solo pelar frío, o volver a Nepal, quizás la Costa Oeste de EEUU, liarnos la manta a la cabeza y descubrir las Comoros, todo un sueño, por cierto, o llegar a Pekín con el Transiberiano para recorrer después el gigante asiático.

Cada año, a la vuelta de nuestro viaje de verano, en plena depresión postraumática, los destinos para el año siguiente empiezan a desfilar por nuestra mente sin filtros, a pelo, un constante no parar.

En verdad cada vez lo tenemos más difícil para decidir porque cada vez nuestras ganas de conocer son mayores y, también, cada vez las ganas de salir un poco de lo trillado son más y es que hay destinos que, a pesar de querer conocerlos, supongo que de haberlos visto tanto en RRSS o en blogs varios pues no se, como que me han dejado de llamar la atención como si hacían antes. Un claro ejemplo es la Ruta 66 y es que si antes era un sueño que tenía desde niño, pues ahora no se, me da la sensación de que si voy allí solo escucharé hablar en castellano y es que todo dios va o ha ido.

Sino solo hace falta echar un ojo a la gran mayoría de Blogs de Viaje: Ruta 66, Japón, Indonesia (Bali y Lombok) y Filipinas. Este Poker, que ojo, es de putisima madre, sale en todos y pues como que a mi me baja el calentón un poco así que este año, sobretodo después de nuestro paso por Borneo, que nos encantó, teníamos ganas de algo distinto, al menos para nosotros, y ese algo, no podía ser otra cosa que África.

Y hablar de África, claro es hablar en mayúsculas, de animales salvajes, de sus grandes Parques Nacionales, de culturas totalmente desconocidas para nosotros, de playas infinitas y costas legendarias surcadas por viejos Dhows. África lo es todo para un viajero y claro, una vez nos hicimos a la idea, empezamos a soñar.

Solo conocíamos Marruecos, en donde he estado una decena de veces, Túnez y Senegal pero esta vez soñábamos con el África negra, con acacias desperdigadas en sabanas infinitas llenas de animales en libertad, libres y salvajes, está vez soñábamos con Kenia, con Tanzania, quien sabe si Uganda o Malawi, o Zambia. Tocaba, definitivamente, empezar a volar.

Tocaba comenzar a revivir todas esas lecturas que hace años había devorado, desde Livinstone a Stanley, de Speke a Burton o mi idolatrado Javier Reverte, con quien empecé a enamorarme de África sin haber puesto un pie en él. Tocaba crear una y mil rutas, mirar opciones, contar días, mandar emails, tocaba, en definitiva, esa parte que tanto me gusta de cualquier viaje, la de darle al coco, cambiar de planes tantas veces como pajas mentales tienes, tocaba creer que ya lo tienes para darte cuenta luego de que no, que aún ni te has acercado y todo esto cuando, amigos, aún quedaba casi un año para poderlo vivir.

A pesar de todo, y de que mi cabeza no paraba de maquinar enormes aventuras, también teníamos claro que África es distinto a todo lo que antes habíamos hecho y que no podíamos dejarnos llevar por la euforia así que finalmente, después de no poco mirar, decidimos entrar al continente negro por la puerta más habitual que hay en él que no es otra que Kenia y/o Tanzania ya que además, a parte de Safaris por un tubo, nos daban la posibilidad de pasar unos días en la playa y eso es algo que, como mínimo para Adri, es innegociable. Verano = Playa. Y yo no me atrevería a cambiar ese axioma por vuestra propia seguridad. Avisados estáis.

Cómo elegir y organizar un Safari

Así que vale, de acuerdo. Ya tenemos destino pero, y ahora que?

Nunca en mi vida habíamos organizado un Safari, la verdad, así que tocaba empollar y desear que n fuera muy difícil y sobre todo, que no fuera muy caro.

Y es que para organizar un Safari las opciones principalmente son 3:

· Por Libre: Todos los viajes que habíamos hecho hasta la fecha los habíamos hecho a nuestra pelota, es decir, buscábamos un vuelo barato, cuadrábamos los días y a partir de aquí tocaba empezar a montar el itinerario a nuestro aire. Y por supuesto que puedes organizar un Safari así, es decir, te vas a Nairobi o a Arusha y te empiezas a patear todas las agencias locales que encuentres a ver que te ofrecen, igual hay grupos ya montados a los que te puedas unir, incluso algún Parque Nacional (pocos, muy pocos) los puedes visitar sin un guía y en tu coche de alquiler.

Con esta opción igual ahorras algo de dinero, eso si, pero rápidamente nos dimos cuenta de que, si queríamos hacerlo por nuestra cuenta, nos iba a llevar mucho tiempo y, lo que no estábamos dispuestos a aceptar, mucha incertidumbre hasta el momento final con lo que rápidamente asumimos que no, que los Safaris propiamente dichos, los íbamos a contratar con una agencia así que vale, lo haremos con agencia pero – Con que agencia??

· Con una agencia internacional desde España: O lo que vendría a ser lo más parecido a un Todo Incluido. Hay agencias en Catalunya y en España especializadas en África y en Safaris y con las que lo único que tienes que hacer es elegir que paquete quieres y ellos te montan absolutamente todo. Preocupate solo de llevar un buen camarote de hacer fotos y ala, a disfrutar. Obviamente este no es nuestro estilo. Para nada.

· Con una agencia local: Para nosotros desde el principio la mejor opción. Solo queremos llevar atado desde Barcelona los días de Safari y una vez estos terminados ya volveremos a viajar por libre, como siempre hacemos y además nos gustaría poder decir la nuestra a la hora de que Parques Nacionales elegir así que con la decisión tomada, ahora toca buscar cual será esa agencia que nos hará cumplir uno de nuestros sueños viajeros y aquí si que, he de reconocer que nos costó muy pero que muy poco tomar esa decisión.

Udare

Después de muchas horas delante de un ordenador mirando las experiencias de demás gente apareció delante mío el nombre de esta agencia, que la forman Cristina y Aitor, viajeros enamorados de África que saben como se pasa al organizar un viaje de estos y Gregory Meero, el manager de Udare sobre el terreno, en Arusha y rápidamente me llamó la atención.

Primero de todo porque desde un primer momento su bandera es la de practicar un turismo responsable en las zonas en las que trabajan (principalmente Kenia y Tanzania), y ya no solo con la fauna salvaje del país (colaboran con FAADA) sino también con la población local, que muchas veces se deja de lado.

Pero sobretodo lo que más me gustó fue que desde el minuto cero la comunicación con Aitor fue excelente, fluida y directa y con solo un par de conversaciones por teléfono ya entendió lo que buscábamos y empezamos a trabajar.

A partir de aquí, los emails y las llamadas se sucedieron durante muchos días y es que teníamos claro que queríamos hacer de este viaje un viaje de esos que siempre recordaríamos y es que otra de las cosas que nos gustó de Udare es que partes de un itinerario montado pero luego lo moldeas tu a tu antojo, pero teníamos un problema y es que para nosotros dos solos, un Safari privado, se nos iba de presupuesto.

Las opciones era compartirlo con más gente (te dan la opción de ponerte en contacto con otra gente a la que le pasa lo mismo que a ti) o mirar de convencer a alguien para que nos acompañara y la verdad es que poco nos costó: unos vinitos con Vero y Dago, unos amigos a los que se les está despertando este gusanillo de viajar y Bingo! Nos iríamos los 4 de Safari y claro, entre cuatro pues como que los gastos se dividen más. Ahora ya si podemos montar nuestro Safari soñado!

No hace falta decir que la ruta cambió unas 247 veces: que si primero la opción preferida era Tanzania, que si luego Kenia, que si luego otra vez Tanzania, y oye, porque no entramos por un país y salimos por el otro…agradezco mucho la paciencia que tuvo aquí Aitor con nosotros porque lo mareamos y mucho, pero el tío siempre al pie del cañón hasta que, a finales de diciembre, tomamos la decisión.

Realizaremos un Safari unicamente por Kenia de 11 días de duración en los que visitaremos el Lago Nakuru, el Masai Mara, donde estaremos 3 días ya que coincidimos con la Gran Migración, el Lago Naivasha, Amboseli y terminaremos en Tsavo East y Tsavo West. 11 días de aventura que nos dejarán en Mombasa para, a partir de aquí, seguir por nuestra cuenta recorriendo la Costa Swahili hasta que llegará la hora de regresar.

Presupuesto para un Safari por Kenia

Y aquí está la pregunta del millón. Obviamente por gastarte te puedes gastar lo que te de la real gana y es que hay Safaris de autentico lujo en los que fácil se te pueden ir 4.000 o 5.000€ por persona, o incluso más, está claro.

En nuestro caso, he de decir que finalmente me parece barato el precio, al menos por la idea que yo tenía y es que he de reconocer que cuando empezamos a plantearnos esto del Safari estaba convencido de que no lo podríamos pagar pero que va, al final reconozco que lo encuentro barato.

Un Safari de 11 días cerrado para nosotros 4, con todos los alojamientos y las comidas incluidas, la entrada a los Parques Nacionales, un guía y un conductor (y que hablan español, algo muy importante si no controlas inglés a tope como nosotros) por…..unos 1.800€ por persona!!!

Cómo llegar a Kenia

Y con esto, pues ahora ya si que si, teníamos el Safari y la ruta que íbamos a hacer decidido y solo a la espera de dar la paga y señal con lo que tocaba comprar los billetes y empezar a cerrar cosas. Y todo esto y aún no era ni Navidad!!!!!

Para llegar a Kenia siento deciros que no hay vuelos directos desde Barcelona (ni tampoco desde Madrid) aunque bueno, eso tampoco debe ser ninguna sorpresa. A excepción de algunas capitales latinoamericanas, pocos vuelos transcontinentales hay más desde España.

Así que para llegar a Narobi tocará hacer escala, o bien en alguna capital europea (Lufthansa, KLM y British Airways son las que más vuelos tienen) o, como no, en algún país del golfo aunque esos precios ya comienzan a picar.

Nosotros, después de mucho mirar, nos terminamos decantando por Lufthansa, es decir, nos tocaba hacer escala en Frankfurt aunque de tan solo dos horillas para llegar a Nairobi el día 12 de agosto por la noche y volveríamos el 1 de septiembre, es decir, 3 semanitas para descubrir Kenia y nos salió por algo menos de 700€ cada uno conviertiéndose en el billete de avión más caro que he comprado hasta la fecha!

Cómo conseguir el Visado para Kenia

A partir de aquí, con el billete ya en nuestro poder y la paga y señal del Safari ya pagada, quedaba teminar de cerrar dos temas importantes para antes de salir y ya disfrutar como un enano del tiempo que nos quedaba hasta partir yy es que una vez ya estás en este punto, no puedes hacer más que descontar los días que quedan y soñar, sobretodo soñar. Pero después de sacarte el visado, vale?

Porque si, hace falta visado para visitar Kenia y aunque no es nada difícil de conseguir, como siempre que llega la hora de meter embajadas, consulados y historias de estas de por medio me entra el acojone. Parece mentira como una sola mala experiencia te puede llegar a marcar tanto pero bueno, es algo con lo que me toca vivir tu, en esas estamos.

Este visado, en principio, se puede conseguir en el mismo aeropuerto de Nairobi a tu entrada al país pero todo el mundo, Embajada de Kenia inclusive, recomienda tramitarlo previamente ya que se han dado casos de problemillas a la llegada y eso es algo con lo que nadie se quiere encontrar así que os voy a contar un poco los pasos a seguir venga.

  • Para empezar, asegurate de tener en tu ordenador tanto una fotocopia de tu pasaporte como una foto tuya de carnet de no menos de 6 meses de antigüedad.
  • Una vez ya las tengas, lo siguiente a hacer es registrarte en eCitizen, concretamente en el apartado de eVisa Visitors y para ello tendrás que poner numero de pasaporte, algunos datos personales, una contraseña y listos, cuenta creada.
  • A partir de aquí solo te queda escoger que modalidad de Visa quieres (Single Entry Visa, Multiple Entry Visa o Transit Visa) y seleccionar Apply Now.
  • Ahora toca ir rellenando todos los campos obligatorios una pagina tras otra. Os pedirán, a parte de vuestros datos personales, motivos para vuestro viaje a Kenia, itinerario, puntos de entrada y salida, un poco de todo hasta llegar a la pagina 6 donde tenéis que cargar vuestro pasaporte y la foto.
  • Después revisar que todo sea correcto y a pagar los 51$ que cuesta el tramite et voila, solicitud presentada.
  • Aquí ya lo que toca es esperar. En la web te pone que pueden tardar hasta 15 días aunque a nosotros en 48 horas ya nos habían contestado.
  • Una vez aprobada la solicitud, solo queda revisar que todo esté bien e imprimirla para llevarla contigo y presentar a tu llegada al país.

Vacunas para Kenia y lo más importante…Malarone si o Malarone no??

Y con todo ya solo nos quedaba un último paso en los preparativos de este viaje a Kenia y este era pasar por Medicina Tropical a que nos sangraran un poco y es que encuentro que las astilladas que te meten son exageradas. Primero te cobran por la visita, después te cobran también por vacunarte y si además te tienes que enchufar la vacuna de la fiebre amarilla aún tienes que pagar más. Total, casi 100 pavazos que nos dejamos en Drassanes y eso que yo no me tuve que vacunar de nada ya que las tengo todas, algunas repes por si acaso pero en el caso de Adri si que tuvo que pincharse la Fiebre Amarilla con lo que la broma salió al final por un pico.

Y entonces os preguntaréis: – Si voy hasta las cejas de vacunas porque narices fui yo?

Pues porque para un viaje como el que hacemos si que es recomendable tomar las pastillas para la Malaria y estas, si vas sin receta, te cuestan un pastón y teniendo en cuenta que para tres semanas son tres cajitas ni más ni menos pues hacer números.

Así que si, es necesario tomar el Malarone, cosa que también haré por primera vez y es que como veis este viaje será un viaje de varias primeras veces y esperemos que sea verdad eso que dicen que la primera vez nunca se olvida.

Ahora ya solo toca subirse a ese avión y vivir cada segundo como si fuera el último y es que de esto se trata toda esta historia, de vivir, de nada más.

Nosotros ya sabéis: Seguimos!!!!

3 pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .