Al dejar Buhoma atrás y alejarnos del Bosque Impenetrable de Bwindi, nuestro viaje por Uganda ya había llegado, sin duda alguna, a su fin.

Y eso que aún nos quedaba pasar el resto de la tarde y una noche entera en una isla en medio del precioso Lago Bunyonyi, pero que va, el viaje había terminado y es que ya no había nada que pudiera superar esa hora que habíamos pasado entre los Gorilas de Montaña y nuestra cabeza, a pesar de querer saborear aún cada segundo que nos quedaba en este precioso país, ya estaba más puesta en la maratón que teníamos aún por delante para llegar a nuestro siguiente destino, las Seychelles, que en las pocas horas que íbamos a pasar en Uganda.

wp-1579638674941.jpg
El precioso Lago Bunyonyi

wp-1579638674978.jpg

Y la verdad, una lastima porque el Lago Bunyonyi, como pudimos comprobar a la mañana siguiente al despertarnos y dar un paseo por su orilla, es un lugar que bien merece una visita más larga que la que nosotros le podíamos ofrecer así que de esta manera, anotándolo a esa enorme lista de destinos pendientes que cada vez, en lugar de reducirse, crece más y más, nos acercamos de nuevo a tierra firme, subimos al Land Cruiser por última vez, y nos dispusimos a cruzar medio país durante más de 10 horas, ecuador incluido, para despedirnos de nuestros compañeros de viaje ya en el aeropuerto de Entebbe, bien entrada la noche donde, ahora si, este viaje por Uganda, la Perla de África, ponía punto y final.

Y la verdad que costaba de reconocer y es que este era un viaje soñado durante mucho tiempo, cocinado a fuego lento, posiblemente desde esa primera vez que, hace ya muchos años, escuché hablar de los Gorilas de Montaña y todo se empezó a poner en marcha para que, este momento, llegar y, ahora, desde el Aeropuerto Internacional de Entebbe, tenía que asumir que, en un visto y no visto, había llegado a su fin.

Muchos pensaran que vaya tela, que si esperar tantos años un viaje así para que, luego, pasen los días volando, que si gastarte el dineral que vale y, no lo olvidemos, pegarte las palizas que supone levantarte cada día al amanecer para cruzar el país por sus maltrechas carreteras y llegar, ya de noche cerrada y de mierda hasta las orejas, al siguiente alojamiento para, después de una ducha y una cerveza a veces fría, a veces no, dormir lo que puedas para el día siguiente volver a empezar vale realmente la pena.

Mi respuesta??

Viviría una vida entera solo para ello.

Una y mil veces más.

Por ese motivo, para que la gente lo logre entender y para ayudar a todos aquellos que quieran vivir una de las mejores experiencias de su vida, a continuación os vamos a dejar una Guía Rápida para viajar a Uganda, intentando descifrar todas y cada una de las dudas que os puedan surgir antes de embarcaros en una aventura como esta así que, con la humildad por delante, espero que os sirva.

Ahí va!

· Itinerario de Viaje

Datos de Interés

· Geografía

Uganda, por si no lo tenéis muy claro, es un país situado en el África Oriental, que limita, por el este, con Kenya, por el norte con Sudán del Sur, por el sureste con el gran Lago Victoria, con la República Democrática del Congo por el oeste y con Tanzania y Ruanda por el suroeste.

Su ciudad más grande, que es también su capital, es Kampala, en donde viven, según el último censo, 1.200.000 personas mientras que en todo el país lo hacen unos 42 millones de individuos, lo que nos dice ya que estamos frente a un país de carácter mayormente rural.

wp-1579639059495.jpg

No tiene salida al mar, aunque si a los grandes lagos del África Central (Victoria, Alberto, Kyoga y Eduardo) y su máxima elevación la encontramos en los Montes Rwanzori, concretamente en la cima del Monte Stanley, que se levanta 5.109 metros sobre el nivel del mar.

· Clima

Uganda está ubicada en pleno ecuador, aunque al estar gran parte de su territorio a una altitud considerable, sus temperaturas son bastante agradables, aunque también tiene extremos: en los Montes Rwenzori las temperaturas bajan de los zero grados con facilidad o en el Lago Albert, donde se encuentra el Parque Nacioanl de Queen Elizabeth, el calor durante el día es verdaderamente sofocante.

También cuenta con dos estaciones de lluvia diferenciadas: la primera es de septiembre a noviembre y podríamos decir que es la floja, y es que en la segunda, de marzo a mayo, las lluvias pueden llegar a ser torrenciales.

De todas formas lo que decíamos antes: estamos en el ecuador, llover, puede llover siempre, aunque solo sea un rato, y es por eso que gran parte del país tiene ese verde precioso que se te clava dentro y esos frondosos bosques de exuberante vegetación que parecen (y lo están, de hecho) sacados de un mundo jurásico.

Una cosa que nos sorprendió, por eso, fue que, con la experiencia de Kenya del año anterior, pensábamos que pelaríamos frío, sobretodo en las tierras altas y, la verdad, nada más lejos de la realidad: por las noches refrescaba, eso si, pero por ejemplo yo, en ningún momento me puse la sudadera, aunque he de reconocer que yo soy caluroso de narices.

Con esto no quiero decir que no os llevéis ropa de abrigo, he hablado con gente que lo pasó realmente mal por solo llevar una sudadera y nada más, sino que el tiempo, en Uganda, hace lo que le da la real gana con lo que tenéis que estar preparados para todo lo que pueda pasar.

· Moneda y Precios

La Moneda de Uganda es el Chelín Ugandés (USH), y todo lo que vendría a ser compras del día a día, como las bebidas en los alojamientos, las compras en los mercados o la artesanía se hace en esta moneda local pero al igual que pasa, por ejemplo, en Kenya, los permisos y entradas a los Parques, así como los alojamientos y los Safaris se pagan en Dolares Americanos.

Muy muy importante: si lleváis dolares y queréis cambiar a chelines en el país, los primeros tienen que ser emitidos después del 2006 ya que sino puede que no os los cojan o que os paguen un precio muy inferior por ellos (como nos pasó a nosotros, ejem..).

El motivo es que hubo una entrada muy pero que muy grande de dolares falsos en el este y centro de África y, por seguridad, no los aceptan. Lo mismo pasa en Kenya. Así que si vais a cambiar en España dejar claro eso, sino podéis tener problemas.

Por lo que respecta a los precios, la verdad es que al ir con un viaje donde ya entra prácticamente todo, solo tuvimos que gastar por las muchas cervezas que me tomé y las Coca Colas de Adri, más algún que otro recuerdo que nos trajimos y en total no nos gastamos ni 200$ en cash.

Eso si, por todo lo demás, barato, viajar por Uganda, no es.

Los permisos encarecen mucho el viaje, teniendo en cuenta que, por ejemplo, solo el permiso para ver a los Gorilas ya tiene un precio de 600$ por persona (700$ a partir de julio del 2020) y el de los Chimpancés de 150$.

En total, nos gastamos 3.000$ cada uno, sin contar los billetes.

Es mucho por cumplir un sueño?? Eso ya que cada uno lo valore: yo lo volvería a hacer una y mil veces más.

Ahí lo dejo.

· Idioma

El idioma oficial del país es el inglés aunque, sorprendentemente, se considera que solo lo habla un 6% de la población, mayoritariamente en las grandes ciudades.

A medida que uno se va adentrando en la Uganda más rural y que es en donde se concentra la mayor parte de la población, predominan, principalmente, las lenguas bantúes, habladas por el 70% de la población, y entre las que destaca, por encima de todas, el luganda, aunque también se hable el chiga, el nyanrore, el soga, el masaba o el kinyarwanda, por poner algunos ejemplos.

De todas formas, en Parque Nacionales y demás lugares por los que se mueven la mayoría de viajeros no hay problemas ya que todo el mundo hablará inglés y si luego queremos realizar alguna compra, ya sean unos mangos en algún puestecito en medio de la carretera o en algún mercado local, al final, si uno quiere, siempre se entiende, por eso no hay ni habrá problema.

· Visados

Para entrar a Uganda, al igual que pasa con la gran mayoría de países africanos, es necesario tramitar un visado que te permite estar en el país por un máximo de 30 días.

Eso si, tranquilos porque todo el proceso se puede (y debe) hacer online con lo que en un ratito enfrente del ordenador ya lo tienes todo listo.

Para ello tienes que entrar a la pagina del gobierno www.visas.immigration.go.ug y seleccionar el visado de entrada única y automáticamente te dirigirá a una pagina en la que debes introducir tus datos y adjuntar una copia escaneada de tu pasaporte por la parte donde está la foto, el Certificado de Vacunación Internacional en donde conste que tienes la vacuna contra al fiebre amarilla y una foto de carnet reciente.

Una vez hecho esto y contestado un breve cuestionario sobre tus intenciones e itinerario solo te quedará pagar los 50$ del tramite y esperar a que te aprueben la solicitud, cosa que, a nosotros al menos, nos tardó como un par de días para luego, imprimirla y guardarla a buen resguardo para presentarla cuando lleguemos al país.

Ya tenemos Visado!

· Vacunas Obligatorias

Aquí como siempre, lo mejor que puedes hacer es pedir hora a Medicina Tropical y que tu médico te asesore como dios manda ya que la salud son palabras mayores pero ya de salida te digo que necesitarás tener, si o si, la vacuna contra la fiebre amarilla si quieres entrar en el país con lo que ya puedes estar pidiendo cita si aún no la tienes puesta (lo bueno es que es una vez en la vida y se acabó) y hacerlo con tiempo si tu viaje es en verano que ya sabemos como se ponen las consultas por esas fechas.

En nuestro caso, ya teníamos todas las vacunas habidas y por haber con lo que no tuvimos que pincharnos nada más así que nos ahorramos la visita, que barata, lo que se dice barata, no es que sea.

Otro tema es el paludismo: si, en Uganda hay Malaria con lo que conviene darle caña al Malarone y, lo más importante, que no te piquen los mosquitos.

También conviene estar al loro de como está el tema del Ébola en el vecino Congo.

Cuando nosotros fuimos estaban en estado de Emergencia Internacional por un brote que había tenido lugar en la ciudad de Goma pero en cambio Uganda era un país libre del virus.

El tema es que, por desgracia, eso cambia rápidamente con lo que es un tema a tener controlado, sin más, tampoco es cuestión de alarmarnos ni dejar de visitar el país por eso, simplemente, estar al loro.

· Enchufes

Pues la tensión es de 240V así que toca meter un adaptador en la mochila si queremos cargar nuestros muchos gadgets para hacer más y más fotos!!

Nosotros tenemos uno de esos universales que sirven para todo el mundo y nos va de fabula. Lo compramos por Amazon hace como 4 años creo ya y aún va de bien como el primer día y creo que no costó ni 10€ así que ya está más que amortizado.

· Cuando ir

Por poder ir se puede ir todo el año, y es que si bien es cierto que durante las estaciones de lluvia puede ser un poco engorroso moverse por el país, es igual de cierto que los colores que adquiere el paisaje no se ven en otras épocas del año.

A pesar de eso, está claro que la mejor época para ir es durante las estaciones secas, es decir, de mediados de diciembre a mediados de marzo y de junio a mediados de octubre ya que es cuando los animales se ven con mayor facilidad en los Parques Nacionales, las carreteras están en mejor estado (sin ser nada para tirar cohetes, ojo) y cuando los trekkings para la busca de los grandes primates se pueden hacer en mejores condiciones, y es que a menudo, en las estaciones de lluvias, estos se tienen que incluso suspender.

· Comida

No hace falta ser muy avispado para saber que el plátano es parte fundamental de la comida del país y es que gran parte de él está cubierta por plantaciones de esta fruta.

Y es con él, con lo que se cocina el plato principal de la cocina ugandesa que es el matooke, que es el plátano verde cocinado, formando una pasta que se puede acompañar con una salsa de cacahuete o, en el mejor de los casos, alguna carne, principalmente pollo o ternera.

Mi consejo, por eso, por muy carnívoros que seáis es que elijáis siempre pollo y es que, como norma general, nuestros dientes lo podrán masticar (aunque no siempre, ojo) cosa que con la ternera a menudo es misión imposible.

Obviamente, en un país por el que pasa el ecuador y en el que las lluvias son algo habitual, la fruta, a parte del plátano del que ya hemos hablado, tiene también un papel importante y, además, está deliciosa, en especial las piñas y los mangos, aunque también otras frutas como la papaya o el maracuyá.

Esto, en un país en el que comeremos, más que nada, para sobrevivir, es un valor añadido con lo que mi recomendación es que tengáis, en el coche, siempre una bolsa de fruta a mano para endulzaros un poco las largas travesías que haremos en él.

Y luego está, claro, la cerveza, donde destaca, por encima de todos la Nilo, que si la encontramos fría, entra la mar de bien y se convierte en la despedida perfecta de un día de Safari.

IMG_20190817_114530-01.jpeg

· Seguridad

Sinceramente, no sé si por las ganas que le teníamos pero he de reconocer que este viaje ha sido uno de los más tranquilos en cuanto a seguridad se refiere de los que hemos hecho aunque valga decir que, ese tema, también, es muy personal y depende de la experiencia que cada uno ha tenido.

Al final, lo que rige es, en todo el mundo, el sentido común, es decir, no te vayas a pasear a las 3 de la madrugada por un barrio a las afueras de Kampala, ni salgas de tu Lodge al amanecer para hacerle fotos al elefante que está comiendo a 2 metros de tu habitación.

Con utilizar un poco la cabeza, no tiene porque pasar nada, sin más.

Se trata de estar atentos a tus pertenencias si paseas por mercados abarrotados de gente, de no dejar la cámara de fotos o el teléfono a la vista y con las ventanas abiertas si circulas por ciudades o de nos ser demasiado indiscreto con la población local, esto último ya más bien por educación y respeto que por otra cosa.

Y en los Parques o durante los tracks de rastreo para los primates, pues lo mejor que podéis hacer es hacer exactamente lo que vuestro guía os diga, si bien es cierto que a veces a uno le cuesta resistirse a la tentación, aunque a parte de por nuestra seguridad, las normas a seguir también son, en muchos casos, para la seguridad de los animales.

IMG_20190822_093309-01.jpeg

Solo hay una zona que se puede llamar delicada, y esa es el sector de Ishasha del Parque Nacional de Queen Elizabeth.

Allí no hay lago que haga de frontera natural y en el pasado se han dado casos de incursiones de rebeldes desde el Congo que han terminado con el secuestro de algún turista y su guía.

Hoy en día, la presencia militar en la zona es más que notable hecho que ahuyenta cualquier intentona pero, aún así, ya veréis como vuestros guías toman las precauciones oportunas aunque este hecho se nota sobretodo en la afluencia de turistas: si los otros sectores del Parque están repletos de gente (para ser Uganda, ojo, no hablamos del mismo repletos de gente que te puedes encontrar, por ejemplo, en Masai Mara) allí apenas te cruzarás con unos pocos vehículos y eso que los leones trepadores de Ishasha son uno de los reclamos del país.

· Lecturas Recomendadas

Siempre me gusta viajar con una guía de viaje, y aunque al principio pensaba que lo tenía crudo para este, este 2019 salió en castellano la edición de la guía de Uganda de Petit Futé, que por otro lado son una de las guías de viaje que más me gustan y que, por otro lado, os recomiendo a todos los que queráis prepararos un viaje a este país de la mejor manera y es que no solo sirve para conocer esos lugares a los que ir sino también para empezar a entender, desde casa, el lugar a donde se va.

También llevamos con nosotros nuestra Guía de bolsillo de los Mamíferos de África, de Jonathan Kingdom, que nos ayuda a identificar todos esos animales que vamos viendo y en donde apuntamos los lugares en que los hemos visto cada uno.

Uno de mis autores favoritos, Xavier Moret, tiene un libro en el que cuenta, entre otros países, su paso por Uganda y que devoré antes de ir y el cual recomiendo a todo aquel africadicto como yo: Tras los pasos de Livingstone, mientras que para el viaje propiamente dicho, me llevé un clásico: Las Montañas de la Luna (en busca de las fuentes del Nilo) de Sir Richard Burton, que relata los pasos del explorador por estas tierras cuando, junto con Speke, andaban en busca de las fuentes del rio Nilo.

· Indispensable en el equipaje

Uganda es un país difícil a la hora de hacer la mochila básicamente por la diferencia de climas y zonas que tiene: como antes hemos comentado, podemos estar cercanos a los cero grados en algunas zonas del país mientras que en otras el sol nos abrase y la humedad nos haga sudar por todos los poros de nuestro cuerpo con lo que habremos de poner especial atención a la hora de preparar el equipaje. Una chaquetilla de esas de fibra, tipo Primaloft que ocupe poco y abrigue mucho no puede faltar, así como tampoco un tercera capa para las lluvias que, de bien seguro, nos van a caer.

Para el Trekking de los primates, la gente fa Full Equip, con polainas y todo.

Nosotros, la verdad, íbamos en chándal y con unos calcetines largos por encima de este para evitar que se metieran dentro de nuestros pantalones invitados desagradables y poco más y, la verdad, fuimos de lujo siendo los pordioseros del grupo.

Como siempre, una botella para mirar de rellenarla en los alojamientos es indispensable y así mirar de generar el mínimo residuo posible así como evitar de usar pajitas para los refrescos llevando desde casa metálicas o bien de silicona, y es que el tema de la gestión de residuos, por desgracia, no es que lo lleven muy bien, como en la mayoría de países africanos.

Por lo demás, pues lo de siempre, un buen botiquín por lo que pueda pasar (que esperemos que no sea nada), todos los gadgets habidos y por haber para poder inmortalizar cada momento y ganas, sobretodo ganas, de descubrir uno de los países más fascinantes que he pisado.

· Como moverse por Uganda

Nosotros, en este caso, desde que bajamos del avión en Entebbe hasta que, diez días después, volvimos al aeropuerto, fuimos en el Land Cruiser de Mamaland Safaris y cruzamos todo el país, de arriba abajo, con él.

IMG_20190816_184827-01.jpeg

Esta es, sin duda, la manera más rápida de moverse y de llegar a los lugares más alejados de todo y, por supuesto, la única manera de entrar en los Parques Nacionales con lo que si decidimos movernos por el país con transporte publico, tenemos que tener claro que una vez en ellos nos tocará contratar un vehículo con conductor.

En cuanto al estado de las carreteras, esto es África, con lo que todo es relativo. Lo que hoy está bien mañana puede estar hecho polvo así que conviene tomarse las distancias con calma y paciencia: lluvias repentinas, desprendimientos, obras o simplemente, el día de mercado semanal pueden hacer que una vía relativamente cómoda sea un autentico calvario así que lo dicho, paciencia.

También en Uganda, como en toda África, el neo-colonialismo de los chinos está construyendo carreteras a diestro y siniestro con lo que todo esto cambiará con el paso de los años, aunque mucho me temo que a un precio excesivamente alto, sobretodo para los espacios protegidos de estos países.

· Donde dormir en Uganda

A la hora de dormir en Uganda, había una cosa que teníamos clara y que recomendamos encarecidamente a todo el mundo: en los grandes Parques Nacionales, dormir dentro de ellos.

Esto era una espinita que se nos quedó clavada desde el año anterior con nuestro viaje a Kenya y que nos queríamos sacar como fuera en esta ocasión y que fue, sin duda, uno de los mayores aciertos de todos.

Para ello, nosotros mismos elegimos alguno de los alojamientos cuando los que nos ofrecía la gente de Mamaland Safaris no nos acababa de motivar, mientras que otros fueron los que ellos nos recomendaron.

Al final, si tuviera que repetir el mismo itinerario, creo que repetiría todos y cada uno de ellos ya que todos cumplieron con nuestras expectativas así que paso a nombrarlos por si os puede servir:

Pakuba Safari Lodge: situado en la orilla norte del Nilo Victoria, en las entrañas del Murchison Falls National Park, es decir, en una de las zonas del país con mayor biodiversidad, se encuentra este alojamiento en el que pasamos dos maravillosas noches rodeados de fauna salvaje y con unos vistas increíbles al río Nilo.

Se trata de habitaciones tipo Motel, una al lado de la otra, cuidadas al detalle y en las que no te falta de nada aunque lo que lo hace especial es el hecho de poder salir de la habitación y encontrarte, en tu jardín, una familia de cobos de agua con las omnipresentes jirafas a escasos metros o, como en la noche anterior que nosotros llegáramos, un par de leopardos en pleno cortejo.

Eso si, cuando cae la noche, uno se tiene que mover con cuidado y, sobretodo, nunca abandonar los limites del recinto y es que no hay alambrada ni nada por el estilo que separe el Parque del Lodge.

Ideal.

IMG_20190817_120009-01.jpeg

Isunga Lodge: Precioso alojamiento, ubicado en lo alto de una colina que da al Kibale National Park, donde nos esperan unas vistas increíbles del Bosque, un fuego a tierra para calentarse por la noche y una cena deliciosa que podría ser digna de muchos restaurantes del centro de Barcelona.

IMG_20190818_173632-01.jpeg

Habitaciones sencillas, pero muy muy recomendable en su conjunto.

Uno de nuestros favoritos.

Queen Elizabeth Bush Lodge: con este nombre esta claro que se trata del que fue nuestro alojamiento las dos noches que pasamos en el Queen Elizabeth National Park y os digo desde ya que fue la bomba.

Y es que está ubicado en una de las orillas del Canal de Kazinga, y por el desfilan a diario, elefantes, búfalos o hipopótamos con lo que uno tiene súper prohibido ir solo a las cabañas donde se duerme: unas cabañas que, a pesar de ser de tela, están más trabajadas que muchos de los hoteles en los que nos hemos hospedado en muchas partes del mundo.

IMG_20190820_132808-01.jpeg

Y las noches, mágicas, intentando descifrar los sonidos de la sabana…

Sin duda otro lugar que repetiríamos sin pestañear y en donde las cenas, alrededor del fuego y con la vida del Canal de Kazinga a tus pies difícilmente olvidaras.

Buhoma Community Rest Camp: sin duda el alojamiento más sencillo de todos en los que estuvimos durante nuestro viaje por Uganda pero con una particularidad que lo hace diferente al resto de los hoteles que uno se encuentra en las puertas del Parque Nacional del Bosque Impenetrable de Bwindi: está justo en la entrada de este, a un minuto andando de la cabecera y con todo el Bosque, el hogar de los Gorilas de Montaña, a tocar de tu habitación.

Solo por esto, ya volvería a repetir y es que la noche anterior a realizar el rastreo, uno se pone rápidamente en el papel con los sonidos que provienen del Bosque y no hace más que soñar con llegue la hora en que salga el sol y empezamos aquellos que hemos venido a hace aquí: mirar cara a cara a estos entrañables gigantes.

· Que ver y hacer en Uganda

Lo primero que a uno se le viene a la cabeza cuando escucha el nombre de Uganda son, en efecto, los grandes primates, con los Gorilas de Montaña, claro está, a la cabeza.

Y si, no lo vamos a negar, el principal motivo para que aterrizáramos en el país esa noche de agosto era ese, cumplir un sueño que tenía desde niño y poder compartir una hora de mi tiempo con estos amenazados gigantes.

Aún así, asumiendo que ese será el eje vertebrador de toda visita al país, esta parte de África esconde también otros lugares impresionantes que bien merecen alargar nuestra estancia en Uganda lo máximo posible y no pasarla de puntillas como una simple extensión de un viaje a Kenya o Tanzania, como hace mucha gente.

Y es que si, hemos de partir de la base que pocos lugares en el mundo, por no decir ninguno, tienen la fauna que podemos encontrar en Masai Mara o Serengeti, pero aún así, una visita al Parque Nacional de Murchison Falls, en el centro-norte del país, se hace imprescindible.

Pocos lugares en el mundo he conocido con esos paisajes, en los que se mezclan las grandes sabanas con áreas boscosas bañadas por el gran rio Nilo, que tiene en las cascadas que le dan nombre al Parque su máximo exponente.

P8170740-01.jpeg

P8170505-01.jpeg

Un lugar que, de verdad os lo digo, se colocó automáticamente en mi Top 3 de Parques Nacionales de África y es que si bien es cierto que, igual, de grandes felinos va un poco justo, y el hecho de que no hayan Rinocerontes (como en ningún lugar del país a excepción del Ziwa Rhino Sanctuary, que también merecer una visita) te quita la posibilidad de poder ver a los Big Five, de vida salvaje no se queda nada corto, con enormes grupos de jirafas, elefantes y búfalos, sin contar los distintos tipos de antílopes, que lo cubren todo mires donde mires.

Y que me decís del Parque Nacional de Queen Elizabeth??

Ubicado en el ecuador más duro, sus sabanas quemadas por el sol contrastan con los grande lagos que lo rodean, y un lugar en especial destaca por encima de todos: el Canal de Kazinga, una explosión de vida, donde enormes manadas de elefantes se acercan a sus orillas para calmar su sed, mezclándose con los dueños de las orillas: los hipopótamos y los enormes Cocodrilos del Nilo.

P8201238-01.jpeg

P8201122-01.jpeg

Un espectáculo que se puede vivir a pocos metros, en alguna de las barcas que recorren el Canal para realizar un Safari digamos que distinto.

De entre los demás sectores, también destaca el de Ishasha, en la frontera con el Congo, donde tenemos la posibilidad de observar, con suerte (algo que nosotros no tuvimos) a los leones trepadores de arboles, algo que en muy pocos lugares del mundo se puede ver.

Y no termina aquí, ojo, y es que con más días, algo que nosotros no teníamos, se puede visitar el Parque Nacional de Kidepo, en la frontera con Sudán del Sur, y que apunta grandes maneras, el del Lago Mburo, o el de los Montes Rwenzori, donde se ubican las Montañas de la Luna, y sus nieves eternas ecuatoriales.

Pero lo que decíamos, hablemos de Primates.

En cualquier lugar del mundo poder ver de cerca chimpancés sería la principal atracción del país, pero aquí, como están sus primos mayores de por medio, se convierten en un complemento pero dejarme que os diga una cosa: es acojonante.

Para ello, el mejor lugar para hacerlo en Uganda es el Parque Nacional de Kibale, al norte de Queen Elizabeth, donde podemos rastrear su pista hasta dar con familias enteras de estos animales, que os digo desde ya, escandalosos lo son un rato.

P8191004-01.jpeg

P8190912-02.jpeg

Pero lo que decíamos, al sur de Uganda está el Parque Nacional del Bosque Impenetrable de Bwindi, y eso le hace sombra a cualquiera y es que es el hogar del Gorila de Montaña.

Del famoso Gorila de Montaña.

Recuerdo como si fuera ayer todos los pasos que dimos ese día: cuando salimos de nuestro alojamiento en Buhoma hechos un saco de nervios, cuando al llegar a la cabecera del Parque nos recibió un grupo de mujeres cantando y bailando danzas tradicionales para aliviar un poco la tensión, el grupo que nos tocó, los primeros pasos en los que nos metimos de lleno, casi sin darnos cuenta, en un bosque milenario que nos engullía a cada metro que dábamos más y más. Cuando os encontramos con los rastreadores y se miraron entre ellos: sin duda estábamos cerca, y ese momento, nunca lo podré olvidar, cuando distinguí esa cabeza que sobresalía de la densa vegetación, mirándome, importándole una real mierda que yo estuviera allí.

Y claro, ese momento, cuando de repente, delante nuestro, salió el gran espalda plateada, cruzó por delante nuestro, y se sentó a seguir con su dieta a base de ramas y raíces, mientras nosotros nos moríamos por dentro, sin creernos que ese momento, que tanto habíamos soñado, había llegado.

P8221626-02.jpeg

P8221589-02.jpeg

Pero lo había hecho, y solo puedo que recomendar, encarecidamente, a todo el mundo que vaya, que visite Uganda, que visite el país, que esos momentos son los que uno debe coleccionar, nada más, dejar de acumular ropa en el armario, no os compréis cada año el último móvil que haya salido en el mercado, dejaros de tonterías, nada, ABSOLUTAMENTE nada, no hay nada que supere ese momento, esa hora, que durará, para nosotros, toda la eternidad.

Gracias por tanto Uganda, ten por seguro que nos volveremos a ver.

Y vosotros, pues ya sabéis como va esto, cualquier duda que tengáis o lo que sea, si os podemos ayudar, no tenéis que hacer nada más que decirlo.

Seguimos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .