9 de octubre de 2020

Existe un lugar, unos 100 kilómetros al norte de Loreto, donde se esconden, según dicen, las mejores playas de la Baja California Sur.

Dicen que, en ellas, las olas llegan como si de un susurro se tratara, que sus aguas son cálidas, cristalinas y que, según como brille el sol, te muestran colores que no sabías ni que existían en la paleta. También dicen que, estas mismas aguas, son el hogar de incontables tortugas marinas, delfines, lobos de mar y de hasta del mismísimo tiburón ballena. Dicen, en definitiva, que se trata del un paraíso oculto en el Mar de Cortés y eso, como comprenderéis, es algo que, nosotros, teníamos que ver con nuestros propios ojos.

Este lugar se llama Bahía Concepción y si lo miráramos desde el espacio, o si nos queda mal, también nos puede servir tirar de Google Earth, veríamos una enorme lengua de mar que se adentra durante varias decenas de kilómetros en la península de la Baja California, al sur de la localidad de Heroica Mulegé, como si de una herradura invertida se tratara y veríamos que, el estrecho que separa una orilla de la otra, a la hora de unirse con el Mar de Cortés, apenas llega a los 4 kilómetros de ancho, motivo por el cual apenas hay corrientes en sus aguas y es que en ocasiones se asemeja más a un lago que no a un mar.

Así que con la intención de descubrir este secreto, nos levantábamos temprano, cuando aún el calor no apretaba lo suficiente como para no dejarte ni respirar, y entre colibrís, desayunábamos en la terraza de nuestro hotel, antes de subirnos al coche y ponernos a recorrer esos paisajes superlativos que tanto nos están gustando durante este Road Trip por la Baja, entre enormes cardones gigantes y la más absoluta nada.

La Mejores playas de la Baja California Sur

Nuestro objetivo, durante el día de hoy, no era otro que poder conocer el máximo numero de esas playas de las que hablan posible, aunque sin volvernos locos, ya que queríamos poder disfrutar de aquellas en las que paráramos durante un rato, sin prisa, y haciendo, siempre, lo que nos viniera en gana.

Sorprendentemente, estas playas de las que hablan, apenas son visitadas por el turismo extranjero, que en esta zona de la Baja California se centra mucho en la pesca y, cuando es temporada, en el avistamiento de ballenas, y son muy frecuentadas, en cambio, por gente local, que se acerca a ellas desde poblaciones cercanas y no tan cercanas, para pasar un día en remojo y en familia, como íbamos a ver durante toda la jornada.

Desde la primera vez que se abre delante ti Bahía Concepción, ya te das cuenta que no tiene nada que ver con todo lo que has visto hasta ahora en la Baja California Sur, y es que es imposible no ir parando cada dos por tres en la cuneta para bajar del coche y maravillarte con lo que tienes enfrente, y es que se trata de una zona salvaje, en donde las únicas edificaciones que nos vamos encontrando son las palapas que la gente ha ido construyendo en la orilla del mar, ya sea para pasar el día, o incluso, como encontramos en alguna de las playas, para vivir.

Pero nada más, y es por eso que, si tienes pensado, como nosotros, pasar el día de playa en playa tienes que llevarte, desde Loreto en este caso, todo lo necesario para ello, y cuando digo todo lo necesario me refiero a liquido, ya sea agua, cerveza o lo que guste, pero en cantidades industriales, y es que en esta zona de la Baja es donde más calor, con diferencia, hemos pasado, y algo de comer, porque los restaurantes, obviamente, brillan por sus ausencia, como mucho, en alguna de las playas, encuentras alguna caravana que te vende ceviche, recién hecho, eso si, y almejas, pero nada más.

Nosotros, ilusos, al salir tan temprano de Loreto, dejamos el avituallamiento para más adelante y tuvimos que llegar hasta casi la entrada de Heroica Mulegé para poder aprovisionarnos y llenar el coche de combustible, y es que no hay ninguna gasolinera desde que abandonas la antigua capital de las californias hasta la siguiente localidad, 135 kilómetros después.

De todas formas, lo dicho, conducir por esta carretera es todo un placer, aunque tienes que ir muy al loro de no despistarte con algunos de los paisajes más increíbles de la Baja California, sino quieres acabar metido, con tu coche, en el fondo del mar.

Y es que incluso desde la carretera puedes ver, perfectamente, como pastan por el fondo del mar las tortugas verdes, que van saliendo a respirar a cada poco, o los enormes bancos de sardinas que se van haciendo y deshaciendo, hacia un lado y hacia otro, huyendo de sus potenciales depredadores y creando, al mismo tiempo, figuras geométricas imposibles de descifrar.

Playa Santispac

Al haber tenido que llegar casi hasta la entrada de Heroica Mulege para cargar la neverita portátil que llevamos de hielo, cerveza y agua, empezaríamos nuestro tour por las mejores playas de Bahía Concepción por la más alejada de Loreto y, muy probablemente, una de las más conocidas de la zona, Playa Santispac.

El Motivo? Salta a la vista.

Se trata de una pequeña bahía en forma de media luna dentro de la misma bahía, donde la fina arena blanca se funde con las aguas cristalinas del mar, y en donde distintos islotes emergen, desperdigados, del Mar de Cortés, creando una estampa sin igual. Además, en un extremo de la playa, una laguna se adentra en los manglares que rodean el arenal y permiten remar marisma hacia adentro para observar la fauna que habita en ellos.

La verdad es que el lugar promete, pero decidimos observarlo solo desde las alturas y seguir hacia otras playas y es que al ser la primera que uno se encuentra al venir desde Heroica Mulege, a esa hora de la mañana ya eran varias las rancheras que habían ocupado la playa y sus palapas, y como de camino hacia aquí habíamos pasado por playas que estaban totalmente desiertas, decidimos seguir en busca de ellas.

Playa Los Cocos

Y así fue como llegamos, unos pocos kilómetros más adelante, a Playa Los Cocos y nos topamos, de golpe, con el paraíso entero para nosotros solos.

Siguiendo un poco la misma tónica que para llegar a las demás, hemos de estar atentos para encontrar las salidas de la carretera que te llevan hasta las playas, y es que la carretera es un sinfín de curvas en una dirección y en otra con lo que te encuentras, la mayoría de las veces, estos desvíos de golpe, sin contar que las indicaciones no son más que un pequeño cartel escrito a mano por lo que hemos de agudizar los sentidos si no nos los queremos saltar.

Para llegar a la Playa Los Cocos, primero tomamos una pequeña pista forestal que cruza, por un lateral, el manglar, hasta que deja atrás una pequeña construcción abandonada para llegar, ahora ya si, a la misma orilla del mar.

En ella, pequeñas palapas dan la sombra necesaria para poder salir del agua de vez en cuando, y es que como he dicho, el calor, aquí, cuando cae, es realmente insoportable.

Además nos sorprende, al hablar con la gente local, que por las fechas en que estamos, nos comenten que este ya no cae con la misma intensidad que durante el verano, que el calor ya ha dejado de apretar, con lo que no nos queremos ni imaginar lo que debe ser esta zona de la Baja California Sur durante los meses en los que más aprieta.

Aquí nos damos los primeros baños en Bahía Concepción, primeras chelas y primeros momentos de tranquilidad en este pequeño paraíso a orillas del mar, aunque la curiosidad nos puede más que la comodidad y en un par de horas nos subimos al coche para continuar y acercarnos a nuestra siguiente parada, aunque breve, la Playa El Burro

Playa El Burro

Y es que este lugar es, a lo sumo, curioso.

El guión es el mismo, playas de arena blanca, aguas de colores imposibles, calmadas y cristalinas, pero con una peculiaridad: en la misma orilla del mar, a escasos centímetros del agua, las palapas que ocupan las otras playas han sido substituidas por cabañas de hasta dos pisos, autenticas casas, una al lado de la otra ocupando prácticamente la totalidad del litoral.

Algunas de ellas, cuando es temporada alta al menos, ahora no, hacen las funciones de restaurantes pero otras son eso, viviendas, que la gente se ha ido construyendo con el paso del tiempo y ahora tienen, ya sea para ellos mismos o para alquilar.

Según nos dijeron, por entre 4.000 y 8.000 US$ al año una de ellas puede ser tuya, así que si alguien quiere pegarse un año sabático alejado de todo y de todos ya sabe por donde empezar.

La verdad es que el lugar es curioso, las cosas como son, y aquí, a diferencia de las otras playas, la soledad escasea, y es que muchas de las casas están ocupadas por sus inquilinos, que se divierten tomando cervezas dentro del mismo mar, en donde clavan las sombrillas y plantan las hamacas, en un intento de esquivar al calor.

Sin embargo, después de verlo y de buscar, infructuosamente, algún lugar para comer, nos subimos de nuevo al coche en busca de nuestra deseada soledad, en busca de nuestra siguiente parada.

Playa El Coyote

Y es que aunque nuestra siguiente playa también tenía una zona edificada en un extremo, el otro es totalmente salvaje, y hacia allí es donde nos dirigimos, hacia la Playa El Coyote, una de las más bonitas que visitaríamos en Bahía Concepción, en nuestra opinión.

La tónica, la misma, con lo que no me voy a repetir, estamos en EL PARAÍSO.

Así que una vez instalados en nuestra palapa de turno, solo nos queda disfrutar.

Una de las cosas más fascinantes de las playas de la Bahía Concepción son sus aguas. Y ya no me refiero a sus color, que lo es, ni a su nitidez, que también lo es, sino que están tan y tan calmadas que parecen, directamente, una piscina. No recuerdo ningún otro lugar a los que hayamos viajado en que hayamos encontrado unas aguas tan quietas como esas, pero es que solo se alteran por tu paso en ellas, sino se trata de un espejo en medio del mar.

Algo a tener en cuenta también, es a la hora de meterse al agua, y es importante que lo recordéis y ya no solo para las playas de Bahía Concepción sino para las playas de la Baja California Sur en general.

Y es que en sus orillas, como fácilmente descubriréis si prestáis un poco de atención, enterradas en la arena se encuentran gran numero de mantarayas, normalmente ejemplares jóvenes que se esconden allí de los posibles depredadores como las orcas o los lobos marinos y que si no nos damos cuenta, y los pisamos, nos podemos llevar un doloroso recuerdo de nuestro baño en el Mar de Cortés, a parte que podemos incluso causarle la muerte al pobre animal con lo que es muy importante meterse en el agua, a parte de que calzados con escarpines o similar, arrastrando los pies por el fondo, para que con las vibraciones que creemos puedan advertir nuestra presencia y largarse antes de que suceda nada. De esta manera nosotros disfrutaremos del baño y ellos de su hogar, que al final es lo que es el mar.

Playa El Requesón

Con todo, las horas iban pasando y aunque no queríamos que el día terminara, este iba llegando a su fin pero no queríamos irnos sin visitar un último lugar que teníamos marcado desde que lo habíamos visto desde la carretera esta mañana, la Playa El Requesón.

Esta es otra de las más visitadas y es que se trata de un lugar de escándalo, una pequeña bahía con una isla cerrándola prácticamente en su totalidad, en medio de un paisaje repleto de cardones que llegan casi a la misma orilla del mar.

Pues bien, por si fuera poco, una lengua de arena une las dos orillas pudiendo cruzar la bahía andando y sin hundirse más allá de las rodillas, siempre que las mareas lo permitan, claro.

En ella encontramos las típicas palapas y en ellas a parejas de jóvenes locales con su ranchera casi metida en el mar, pasando el día entre carantoñas y cervecitas.

Aquí también fue el único lugar donde nos pidieron entrada, concretamente 50 Pesos Mexicanos (2€) a modo de donativo para la conservación del lugar, aunque habíamos leído que en otras playas también piden un pequeño pago, aunque igual solo es en temporada alta, que también puede ser.

Y, por suerte para nosotros, aquí también encontramos una vieja y destartalada caravana, en donde un matrimonio mexico-americano, servían ceviche recién preparado y almejas que cogían directamente del mar, a parte de cerveza fría, que guardaban en una nevera encendida a base de juntar las baterías de dos coches para conseguir suficiente electricidad.

Y de esta forma, charlando con ellos, entre tostas de ceviche y Tecate’s razonablemente frías, poníamos el punto y final a nuestra ruta por las mejores playas de la Bahía Concepción.

La verdad es que el lugar nos había sorprendido y creemos que incluso se le debería dedicar una visita más en profundidad, pero este es el problema de la Baja California, que en cada lugar que paras te quieres quedar, y ni con un año de viaje tendrías suficiente y a todo lo querrías dedicar más y más.

Así que sin mirar atrás, volvíamos a encarar la carretera de nuevo en dirección a Loreto, donde mañana empezaríamos a descubrir lo que escondía su Parque Nacional, pero eso, ya sabéis, es otra historia.

Seguimos??

DATOS PRÁCTICOS

· Dónde dormir en Loreto: Nosotros estuvimos cuatro noches en Loreto y para dormir elegimos el Hotel 1697 Loreto, justo en el centro de la localidad, en la misma Plaza Cívica, y que tuvimos, durante toda nuestra estancia, entero para nosotros.

Y el lugar nos encantó, las cosas como son: se trata de un hotelito pequeño, regentado por un belga aficionado a la cerveza y por una mexicana, que consta de 8 habitaciones distintas que dan a un patio donde una piscina hace las delicias de todos durante las horas de más calor.

No es de los más baratos, las cosas como son, pero nos dimos el capricho: Doble con desayuno para 4 noches, 260€.

Muy recomendable.

· Dónde comer en Loreto: Y es que como Loreto lo tiene todo, hemos de decir que si, también en Loreto se come de maravilla. No pudimos ir a todos los lugares que nos recomendaron ya que principalmente solo cenábamos allí ya que durante el día estábamos descubriendo los secretos de los alrededores pero de los lugares a los que fuimos podemos recomendar absolutamente todos.

  • Mi Loreto: Sin duda alguna nuestro favorito de todos y en donde hubiéramos ido día si, día también. Comida mexicana de toda la vida hecha con mucho cariño y productos de calidad. Además la extrema amabilidad de su personal hacía que no pudiéramos resistirnos a entrar cada vez que pasábamos por delante aunque solo fuera a tomarnos una margarita que, por cierto, son las mejores de la localidad.
  • Playa Blanca Restaurante: situado en la avenida principal, a pocos pasos del centro, se trata del numero 1 de Tripadvisor y destaca por sus platos con el mar de protagonista. Un servicio también estupendo y en donde recomiendo las almejas chocolatas gratinadas. Que placer, por favor.
  • Hotel Oasis: este hotel es el único de Loreto que tiene salida al mar y fuimos a él porque nos lo recomendaron para ir a probar una de las especialidades de la región: la Almeja Totemada. Este plato se hace enterrando las almejas chocolatas en la arena de la playa y haciendo una especie de horno con ella, al mismo tiempo que se van quemando hojas de palma encima para darle el calor necesario para cocinarlas. Las almejas me encantaron, así como las vistas y la tranquilidad del lugar, aunque si no fuera por ello creo que no lo recomendaría ya que sus margaritas dejan mucho que desear y, la verdad, no es barato. Pero lo dicho, para ir un sábado (es el único día que hacen el espectáculo de las almejas Totemadas) y ponerse fino de almejas y ostras creo que vale la pena.
  • El Zopilote Brewing Co.: Este es el restaurante del hotel, en donde el dueño belga de este se ha montado una cervecería artesana. Hay varios tipos de cerveza según producción (yo las probé todas, obviamente) y hacen platillos para acompañar que están buenos y cuyas raciones son más que generosas. También recomendable.

2 pensamientos

  1. Qué paisajes y qué playas hermosas!! 😍, Mi México bello no deja de sorprender, dan ganas de echarse un chapuzón!!, ya quisiera yo tener un viaje como el suyo y recorrer la baja California Sur en coche. Un abrazo grande desde Chihuahua

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .